un caleidoscopio de viajes

aGuA y AcEite

A la 5 de la tarde terminamos de trabajar. El cuerpo nos duele bastante, en una semana hemos podado árboles, cortado leña, cargado madera, arreglado los viñedos para su mejor crecimiento. Las manos estás llenas de astillas, heridas y durezas, pero el sol brilla, la primavera llegó y tras 2 meses de nieve disfrutamos del suave calor.

Aparcamos el coche junto a un lago como cada tarde. Lobo, así llamamos a nuestro viejo Volvo, ha sido el compañero ideal para este viaje. El lugar donde debiera ir la rueda de repuesto es nuestra nevera particular.

Sacamos los vegetales y nos ponemos a cocinar en el pequeño fogón que nos acompaña desde el principio del viaje, (tan pequeño que se puede guardar en un bolsillo). Comemos tranquilamente mirando al lago mientras el sol se pone tras las montañas. Una vez que cae la noche nos escondemos en el coche, desplazamos las maletas a los asientos delanteros, hinchamos el colchón, que ya lleva 13 parches, colocamos las cortinas (construidas de una manta que nos costó 5 dolares), estiramos los sacos de dormir, y nos acurrucamos, leemos, vemos una película y antes de las 10 de la noche ya vamos por el quinto sueño.

Por la mañana aparcamos el coche frente al McDonals para coger la señal del wifi, leemos las noticias. Estos días Corea planea atacar los Estados Unidos, en España planean acampar ante el congreso hasta que el gobierno dimita, la infanta Cristina está citada a declarar. Nada nuevo, pienso.

En el skype hablo con mis padres, les comento lo cansados que estamos, que no hemos podido tener un día libre en 10 días. Ellos se ríen y dicen que lo extraordinario es que hayamos trabajado solo 10 días en un año.

914151_10151408318602467_212825840_o

Luego regresamos a nuestra nueva rutina. Tuvimos la suerte de que nuestro primer día en Canadá encontramos trabajo. Trabajamos para una familia de la India que lleva más de 15 años en esta zona. Han comprado tierras este año y necesitan ayuda extra pera terminar el trabajo a tiempo, sobretodo porque aquí la primavera se ha adelantado.

En pocos días nos hemos encariñado con ellos. Nos tratan como hijos, cada día nos dan fruta , galletas y a las 3 de la tarde un maravilloso te de Chai que nos transporta a nuestros días en Nepal. Él siempre lleva un turbante en la cabeza y un día le preguntamos cual era el significado.

Su religión es el Sijismo. Yo no tenía ni idea, pensaba que eran hindús, pero no. En su religión no deben cortarse el pelo ya que la naturaleza del hombre es tener pelo y sale donde lo necesitamos, y llevan el turbante para cubrir su larga melena. Cuando me lo explican yo respondo que si me dejase todo al natural no podrían distinguir si soy hombre o mujer, pero lo cierto es que su teoría me convence bastante (en otra ocasión alguien me dijo que el pelo largo era símbolo de sabiduría, ya en la antigüedad para retratar un maestro siempre lo hacían con larga cabellera). También son vegetarianos, creen en el Karma, la reencarnación, no beben alcohol ( a pesar de que trabajan para la industria del vino), y a diferencia de los hindúes, creen en un solo Dios único, no corpóreo. Un día nos comentaron lo complicado que fue explicarles a sus hijos pequeños que eramos pareja pero no estábamos casados, y desde ese día intentan convencernos de que nos casemos y que tengamos hijos pronto, porque yo ya tengo más de 30 años y a esa edad en la India dejan de tener hijos debido a que ya que no salen muy sanos.

Nunca imaginé que mis días de trabajo en Canadá serían en verdad un viaje a la India.

Lo cierto es que estos días de trabajo duro me recuerdan a un curso de meditación que hice al inicio de mis viajes, ahora que está llegando el final siento como mi mente va recapitulando lo que ha sucedido en mi durante los últimos dos años.

En vez de concentrarme en mi cuerpo, en mi respiración para llegar al estado de meditación, me concentro en las ramas de las vides, en sus forma, en como entornarlas lo mejor posible para que crezcan sanas. De cada corte que hago una gota de agua nace. Los días son calurosos y esas gotas me provocan sed y me la calman al mismo tiempo. Distraída en miles de pensamientos sobre que hacer de mi vida tras la llegada a Alaska llegan las 5 de la tarde otra vez.

459435_10151408320492467_885724400_oDe nuevo en el coche regresamos a nuestro lugar junto al lago. Hoy hay algo diferente en los árboles del camino, ya empezaron a florecer. Sorprendidos por la rapidez del suceso buscamos con la mirada las diferentes variedades de frutales de la zona y sus variopintas nuevas hojas. Algunos verdes, otras, como el albaricoque blancas y rosadas. El regreso a nuestra casa imaginaria se convierte en una fiesta de colores y de pronto una imagen me viene a la cabeza. Veo un vaso lleno de agua y en el borde una fina capa de aceite y una metáfora surge de la imagen de manera casi natural. Pienso en las noticias de la mañana, en todos mis pensamientos, preocupaciones por regresar al mundo real tan desesperanzador. Todo eso es como la fina capa de aceite y bajo de ella, el agua es como la vida, la naturaleza, más fuerte, más permanente, más clara. Pienso en las gotas que salen de las vides y entiendo que eso es lo que llena el vaso, toda esa vida que surge y se mueve en constante cambio y progreso a nuestro alrededor es lo que importa. Como si fueran dos universos distintos pero paralelos, el agua y el aceite coexisten. Desde arriba solo vemos la densa capa de aceite y ella llena tanto la visión que nos olvidamos de lo que hay debajo.

Durante ese instante quise ser la rama de la vid.

Aunque no es un pensamiento nuevo para mi, lo cierto es que últimamente estoy más convencida de que no nacimos para vivir la vida del modo que lo hacemos. Tal vez ya no somos parte de la naturaleza, tal vez esta ya no necesite más de nuestro servicio en la Tierra.

¿cuando empezamos a cortarnos el pelo?

¿Por qué nos dejamos crecer el pelo y lo cubrimos con turbantes?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s